Blog

Top 5 de aventuras invernales en Nueva Zelanda

Winter is coming… ¿y adivina qué? NOS ENCANTA.

Pensaréis que estamos un poco locos pero los que vivimos aquí disfrutamos del frío y del invierno, sobre todo porque es la época en la que el país está más bonito y en la que se puede realizar todo tipo de aventuras invernales.

Descubre nuestro top 5 de aventuras invernales en Nueva Zelanda

Si eres de esos a los que le gusta respirar aire limpio, vivir sin ruido y rodearse de la inmensidad de un paisaje de ensueño para ti solo, quizás ha llegado el momento de que consideres pasar una temporada en Nueva Zelanda durante el invierno.

A nosotros nos encanta la aventura, y el invierno trae a Nueva Zelanda oportunidades que no puedes dejar escapar.

1. Trekking por glaciares increíbles

Franz Josef y Fox Glacier crecen exponencialmente en invierno. Es sin duda la mejor época del año para acercarse a los impresionantes paisajes que ofrecen. Cuevas de hielo azul, cascadas congeladas y kilómetros de nieve que puedes recorrer a pie o, si eres más intrépido, en helicóptero.

Foto: Isabel Leong

 

2. Aventura en helicóptero

Imagina qué un helicóptero te suelta en medio de una montaña para descenderla esquiando. FLIPA. Pues sí, esto es posible en Queenstown. Es cierto que esta es la capital del deporte de aventura durante todo el año, pero en invierno tiene un carácter especial con la cordillera de los Remarkables a rebosar de nieve. Cientos de kilómetros de pistas que te permitirán disfrutar de la nieve ya sea haciendo sky o snowboard.

3. Ver las auroras australes en tu campervan

Seguro que has visto en numerosas ocasiones las increíbles auroras boreales en Noruega. Pues en Nueva Zelanda hay una versión incluso más espectacular, ya que se pueden avistar desde una de las reservas de oscuridad más grandes del planeta, cerca del lago Tekapo.

4. Avistamiento de ballenas

En invierno las ballenas regresan a aguas de Nueva Zelanda con sus crías. Si normalmente ya es espectacular verlas, poder rodearnos de estos seres increíbles jugando con sus crías es lo más.

5. Alquilar una caravana con tus amigos

Aquellos que estudian en Nueva Zelanda en invierno se llevan uno de los mejores premios: poder viajar por las islas alquilando una campervan por precios ridículos y disfrutando de carreteras mucho menos transitadas que en verano. Disfrutar de la inmensidad de los paisajes Kiwis con tus amigos y terminar el día con una cervecita frente al fuego, no tiene precio!

 

Si sueñas con alguna de estas aventuras, contacta con nosotros y te ayudaremos a vivir la mejor experiencia Kiwi!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *